Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Archivar en la categoría “Amor”

La chica de rojo se fue al .com [Día de mudanza]

www.debilidadesyvicios.comY llegó el día que esperé por un montó de tiempo El día de mudanza.

Esta chica de rojo, de rulos, que lee, escribe y siente se muda a un dominio .com.

Ya son cinco años entre blogspot y wordpress, muchos años de palabras, intensidades, risas y descargas. Llegó el momento de ser una niña grande y mudarme a

www.debilidadesyvicios.com.

¡GRACIAS Totales! Hoy aquí tengo muchísimos seguidores, mucha gente que comenta, espero verlos por el .com.

Nos vemos por aquel lado.

 

 

Caracas, aquí ya no cabemos más

En ti, 07 de abril de 2012.

Hola,

Espero que lo sepas, pero tenemos que hablar. Sí, sé que últimamente nos la estamos pasando genial, yo salgo, te veo, te beso, te admiro, te siento, te respiro. Tu me ves, me abrazas y me golpeas, me besas y me muerdes, me lastimas y me conscientes. Nosotras nos queremos y nos hacemos daño. Nos vivimos y nos cambiamos los rostros para ponerle nombre de Ellos y que todo sea más sencillo.

Sé también que te dije, cuando regresé, que intentaría tener algo contigo y que fuese por siempre, pero es que entiéndeme, quiero seguir contigo pero para eso necesito alejarme, tener mi espacio, mi tiempo.

Caracas, bella, sabes que he cometido grandes errores poniéndote rostro de hombre. Eso nos ha jodido a las dos. Hoy ya no camino tan tranquila por tus calles, allá afuera están Ellas. Esas Ellas que hacen daño y a las que les hice daño. Esas Ellas que no quiero cruzarme porque me recuerdan que fueron las que “ganaron” en esa pequeña batalla (que nunca se dio).

Tampoco estoy tranquila Caracas porque siento que en cualquier momento puedo estar tirada en tu suelo, sin mi celular o sin algún otro amigo. No llores hermosa, tu sabes de lo que te hablo, la inseguridad nos está comiendo las ganas como las termitas a una cama. El Fito se lo cantó a Baires cuando le dijo “Te falta el mambo y te sobran muertos”. Esto es un tengo con un no quiero.

Eres una loca y como todas las locas, seduces y enamoras con ese noséqué que me hace quedarme y quererte, pero al mismo tiempo me asusta perderte y sé que si intento quedarme para tenerte, me perderé en ti y tu en mi.

No, tranquila, no eres tú, tampoco yo. No estoy segura de que sean Ellos y mucho menos Ellas, pero lo que sé es que me tengo que ir. Volveré Caracas, sé que volveré.

Pasaré un rato en Baires o Madrid, y sé que de ti siempre lograré escribir. Oh Caracas, mi Caracas.

Te llevaré conmigo a donde vaya, en mi lienzo, en mi pie y en mi tobillo también. Tu nombre tatuado, mi único y gran amor, jamás olvidado: CARACAS.

No sé qué más puedo decir, ahora que las lágrimas y mis ojos se encontraron, sólo quiero dormir. De ti no me puedo despedir.

Aún no me voy y ya comienzo a extrañarte.

Siempre. Presente.

 

L.

#YoVotoEl12

No, ya va, un momentico. Párate ahí.

Ajá ¿No vas a votar? ¿Estás loco? ¿El monte estaba malo, cierto

Verás, soy una fánatica del voto, la política (es uno de mis vicios), pero me aburren los términos como “democracia”, “libertad de expresión”, “derechos humanos”. De verdad me aburren, los estudié en mi carrera y sé que son términos difíciles de entender y además tan amplios que ahí cabe cualquier cosa. Así que te diré por qué es que #YoVotoEl12, anota ahí:

#YoVotoEl12 porque:

  1. Quiero caminar con mi iphone tranquila, tomar fotos, cambiar la música, contestar mensajes. SIN MIEDO.
  2. Quiero una Caracas (y un país) que no dependa de carros, sino de bicicletas y trenes.
  3. Quiero poder decirle a mis papás: Me mudo, porque ya estoy grande y quiero ser independiente.
  4. Salir a las 10.30 pm de mi casa SIN MIEDO.
  5. Comer en el lugar que me de la gana porque el sueldo me alcanza porque no hay control de cambio.
  6. Tener los dólares que me de la gana en mi cuarto o en una cuenta.
  7. Tener libertad de hacer actividades en la calle: conciertos, exposiciones.
  8. Quiero que mis amigos VIVAN en Venezuela y no sufran afuera porque no están en casa.
  9. No quiero tener que irme del país si Chávez gana otra vez.
  10. Quiero TENER A MIS HIJOS EN VENEZUELA.
  11. Quiero salir y comer helado a las 3am en el Silencio (Robado a Adri -Nana)
  12. Quiero que mi hermano pueda salir con su cámara a tomar fotos cuando quiera.
  13. Ir a la playa en tren y no depender de un odioso carro.
  14. Sentirme segura al montar una empresa.
  15. Escoger lo que quiero ver en televisión.

Ahí te doy 15, solo 15 razones por las cuales #YoVotoEl12. No sé, pero escoge tu las mías si quieres o piensa cuáles son las tuyas, pero las tuyas de verdad… Piénsalo.

Qué rápido pasa el tiempo cuando te diviertes

DosPuntoUnoEse fue mi pensamiento cuando me desperté el miércoles, seguido de un “En serio, no puedo creer que tenga un año en mi trabajo”. Y no porque no me guste, digamos, sólo tienen que leer el título del post.

El tiempo pasó volando.

Un año en el que crecí como persona y profesional.

Un año lleno de risas, recuerdos, cumpleaños, viajes.

Un año en el que conocía a Angie, Luisma, Antonio, Robert, Mike, y compartí (y conocí más)  a Guille, Hugo, Fer, Dimartino, Jordi.

Un año, el primero de muchos, que me ha reafirmado que la humildad debe ser una premisa importante en cada una de las cosas que hagamos en la vida.

Un año donde mis intensidades divertidas me hicieron quedarme encerrada fuera de la oficina  o comer maní y ver gente.

Un año que se resume en esta palabra: maravilloso.

Gracias a  todos por este gran año, mi primer añito en DosPuntoUno.

 

Por más diálogos como estos

En las películas y en la vida.

Porque entenderlo, como aquí puede que nos cueste tanto.

11 momentos, cosas, personas que marcaron mi 2011.

Laura SolórzanoDefinitivamente, hasta ahora, puedo decir que el 2011 ha sido uno de los mejores años que he vivido en mi vida. Aún hay proyectos pendientes, pero avanzan. Cosas nuevas aparecieron en mi historia para decirme que vivir tiene sentido cuando disfrutas el viaje.

Gracias a todos lo que de una manera u otra marcaron mi 2011, me gritaron que sí podía, que era posible hacer lo que te gusta y tripear en el proceso. Aquí les dejo lo que espero sea una tradición según el año.

  1. DosPuntoUno: Piensa Diferente, No hagas el mal y disfruta la felicidad, son tres de las filosofías de la empresa que desde el 01 de febrero me adoptó. Trabajar con Guillermo Amado y Hugo Londoño (y Angie Nuzzo, por supuesto) ha sido una de las aventuras más divertidas que he encontrado en este libro llamado vida. No sólo lo que he aprendido profesionalmente, sino como ser humano. Entre las cosas buenas que me trajo este cambio fue conocer a gente como LuisMa, Antonio, Tugues, Dimartino y compartir más con Fer. Para mí, trabajar en DosPuntoUno implica hacer lo que te gusta, con gente buena vibra, es decir, pararme temprano con ganas de trabajar.
  2. Unas Cucus en España: Volver a España este año fue un reto. Reconciliarme con la política de mi país, con las ganas de luchar un poco más allá de ese grano diario que todos debemos poner. Pero sin duda, lo mejor de ese viaje fue encontrar a mi grupo de amigas: Anabel, Yoslin, Mercedes, Renata, Maybe y Mónica. Unas niñas que me enseñaron que sí es posible tener un grupo de amigas y no huir en el intento. Las amo.
  3. Mujeres del Siglo 21: Por allá por enero, yo estaba echando unos cuentos femeninos y pues todo el mundo se reía, así que decidí comenzar un blog: “Mujeres del siglo 21: cómo ser mujer y no morir en el intento”. Dos segundos después mi enana y una de mis mejores amigas Amanda decidió sumarse en este capítulo. Unos días después se sumó Beatriz “Batita” González. Hoy, tenemos www.mujeresdelsiglo21.com con muchísimas visitas cada vez que posteamos y posibilidades de expandirnos. Ser mujer puede ser divertido. Gracias guapas, las amo.
  4. Cuba: Después de regresar de Buenos Aires y España, decidí que debía viajar a un lugar que siempre había querido conocer: Cuba. Mis 25 eran la mejor excusa para ello. Así que mi regalo fue: Un boleto para Cuba. Pasé 4 días interesantísimos, conociendo una cultura llena de heridas, conociendo gente, tomando fotos y afianzando mi amistad son Mave e Isaac, pero sobre todo con Anabel. A Cuba quiero volver, sé que lo haré. Allá nos espera una familia adoptada que es sencillamente maravillosa.
  5. Viva la Tecnología: Un kindle, un iphone, una imac, un android. Esos fueron, y siguen siendo, algunos de mis juguetes del 2011. Aprendí a vivir con la tecnología y a encontrar el equilibrio entre el mundo virtual y el mundo off-line. Además de eso, cree un tumblr, cambié mi blog y, como dije arriba, creé www.mujeresdelsiglo21.com. I Love Apple.
  6. Series, papás, y Saul: Este año continuamos con una extraña tradición familiar. Nosotros no somos de las familias que hace todo junto o que deja de hacer cosas un día de las madres para comprar regalos a mamá. Tenemos una tradición y es ver temporadas completas de series como Survivor o The Amazing Race en unas cuantas noches. Así que comiendo cualquier cosa, nos echamos en el cuarto de mis papás a verlas. Estos momentos me hacen recordar que tener una familia es importante.
  7. Música: Si hay algo que define mi 2011 es la buena música que escuché, desde la internacional Adele hasta Los Crema Paraíso. Los tambores y tradición del Grupo Herencia siguen marcando hitos en mi vida, este año aumentaron más mi fe en nuestra música. Los dos conciertos de Masseratti, los toques de Los Mentas, Gaélica, Viniloversus, Famasloop, La Vida Boheme son recuerdos que están grabados como un buen soundtrack. Y cómo olvidar al Guajeo, Los Hermanos Naturales, Goyo Reina, Aquiles Baez y Linda Briceño. Gracias por esa música.
  8. El Fútbol que viva: Las idas la estadio a ver a los Rojos del Ávila o las noches de fútbol de la Vinotinto en casa de Jorge junto a Andrés, Luisfer, Mafer, Raulito, Fran, Renata y Goyo forman parte de los cuentos que en unos años le echaré a mis hijos con unos buenos rones. No solo saber que la Vinotinto y los rojos están subiendo el nivel cada día un poco más, sino que ahí estarán mis amigos para llorar de alegría o de rabia.
  9. Tango, mi lindo Tango: Otra de mis metas para este año era aprender a bailar tango, así que apenas me bajé del avión llegando de España busqué toda la información y comencé mis clases. Mis profesores son unos duros y desde Agosto no han parado de viajar por el mundo ganando competencias, así que espero tenerlos en 2012 de vuelta para continuar las clases.
  10. Secreto número uno: Algún día revelaré cual es el número 10. Ellos saben quiénes son. Mis nuevos amigos, mi grupo de humor, mis amigos de desahogo. Nuevamente, la única mujer en un excelente team que en 2012 seguirá cosechando cosas positivas y momentos de aliento.
  11. Amigos en Venezuela: Este es un año atípico, así que he tenido la oportunidad de ver a amigos que tenía dos o más años sin ver. Esto ha hecho mi diciembre un mes lleno de alcohol, comida y buenas vibras. Los extrañaba. (A Pati la vi antes, pero también cuenta, porque la extraña muchísimo, muchísisisimo. Muak!)

Así se dibujó mi 2011.

Y el 2012 se pinta, interesante, divertido, seductor…Académico.

Quiero que sepas…

…Que esto puede no estar bien, que habrá días difíciles; que tendré miedo y cuando eso ocurra probablemente te presionaré.

Quiero que sepas que no estoy acostumbrada a querer cuando me quieren de vuelta, eso puede hacer que me asuste y corra.

Quiero que sepas, que por alguna extraña razón cósmica, suelo tener miedo del compromiso, y cuando las cosas se complican huyo.

Quiero que recuerdes que te quiero, que me encantas, que quiero construir un mundo contigo; pero recuerda que no siempre estaré disponible porque tendré dias en los que hablar no es un posibilidad.

Quiero que entiendas que mis miedos crean personas, cuentos e intenciones en mi mente que dañan las cosas bonitas que quiero construir.

Quiero que me busques porque me voy a equivocar y me perderé en un bosque de confusiones.

Quiero que me abraces fuerte cuando te diga: vete, me haces daño; porque entiendes que son mis temores hablando por mi.

Quiero que sepas, que cada día a tu lado me hará feliz, pero que de a ratos sencillamente olvidaré por qué estamos juntos.

Quiero que entiendas que las crisis fortalecen y que cuando tengas las tuyas yo estaré ahí para ti.

Quiero que sepas que estoy segura de que todo lo podremos superar, porque si no pasamos la prueba de los primeros años no seremos capaces de construir lo que entre sábanas decimos.

Quiero que sepas que tu también tendrás momentos de crisis, querrás salir con tus amigos, correrás porque te sentirás presionado y yo estaré ahí para darme cuenta y que la comunicación será siempre un pilar en nuestra relación.

Quiero que sepas que si ninguna de estas cosas pasa debes preocuparte porque sólo significa que realmente no quiero estar contigo, que no importas y que no me estoy involucrando.

Quiero que sepas… Que siemplemente te quiero.

Terminemos con un Tango

¡Hola! ¿Nos vemos hoy a las 7? Tenemos que hablar. ¿Pasó algo? ¡Tenemos que hablar! Está bien, nos vemos esta noche, te busco.

¿Qué tal tu día? Chévere… Pero ¿Qué pasó? Hablemos. Te siento extraño, no me gusta. Creo que ya no te amo como antes. ¿Cómo? Pero.. ¿Qué pasó? ¿Y me lo dices ahora y aquí? ¡Justo 30 minutos antes de la clase de Tango! Tranquila, cálmate, atrás están las dos chamas, la morena y la blanquita, no quiero que nos vean y menos que te vean así.  ¿Te importa? Entonces no me lo hubieses dicho aquí, sino en otro lugar. Con un poco más de respeto ¿Hay otra?  ¡NO! ¿Cómo si paso todo el día trabajando?  Eso es, hay otra. Vete. Yo no me puedo perder la clase. No, no me quiero ir. Déjame bailar esta.  Coño chico, y tu quieres que seamos una versión moderna y barata de “El último Tango en Paris”, pero con el nombre de “Terminemos con un Tango”. No me jodas.  Pero mi amor… Amor nada. Tu no me amas, vete.  Éstas ya se pararon a fumar, seguro se dieron cuenta y las profes están ahí en su carro, apenas nos paremos te vas.  Nadie se dio cuenta de nada… ¿Ahora sí te importa?  No se dieron cuenta que estamos peleando. Peleando NO, Terminando.  ¿Me dejas bailar hoy?  Que NO, yo subo a mi clase, perfecta como siempre, de negro impecable con mis perlas y mis sandalias combinadas, sin lágrimas y con mi cara en alto y cuando me pregunten por ti diré que tuviste una emergencia. ¡Basta de insensibilidad!  Te vas.  No te conozco.  No seas tan dura.  ¿Coño yo? ¿Y tú el de “ya no te amo” en pleno cafetín de una escuela de baile”? Por favor. Por favor mis ovarios, me voy la clase ya está por comenzar…  Adios, Te llamo…

Olvídate de mi número.

 

Percepciones de una chica con vestido negro en mi clase de Tango.

Trasnocho de sobremesa

Amanda y Batita son lo máximo. Después de atormentarlas durante dos semanas [He estado más intensa últimamente] sobre mi enamoramiento literario y virtual con Toto Aguerrevere estas dos guapas escritoras y mujeres del siglo XXI me hicieron un regalo espectacular: “Cuentos de Sobremesa” de Mr. Toto con DEDICADO.

Me encontraba yo con la pequeña Amanda, luego de pasar todo el día con un dolor de cabeza insoportable, tomándome un café a eso de las 6 p.m. en una importante panadería de la ciudad capital. El señor Chacho estaba también con nosotras, el destino siempre termine uniendo a gente cool. Después de un marrón grande con azúcar para ver si se me calmaba el dolor de cabeza y de echarle los cuentos a Chacho de “cómo me enamoré de Toto hace años” sentados con el sol y con mi apuro porque “niños tengo Spinning a las 7 y me tengo que cambiar”; Amanda grita <<ya va, tengo algo para ti>> y saca de su cartera un libro envuelto en un papel de regalo rojo, blanco y negro, o sea como para mi, y me dice <<este es el regalo de Batita y mío>>. Evidentemente yo comencé a gritar: <<nooooo, no puede seeeer, no es lo que yo creo que es, ¡Muerooo!>>. El señor de la mesa de al lado comenzó a verme y sonreír porque no creía mi emoción, los del otro lado estaban ya como desesperados porque rompiera el papel para ver qué carrizo me habían regalado.

En medio de mi emoción casi rompo el papel de regalo que lo amé y seguro lo guardaré el resto de mi vida como “el mejor regalo que me dieron en mi cumple de 25 el 25”. Cuando  lo abrí era EL libro que tanto había querido y que no había encontrado. Mi cara de felicidad no la vi, pero Chacho y Amanda pusieron una megasonrisa lo que me hace pensar se reflejaba la mía en el rostro de ellos.

Al sacar el libro Ami me dice <<¡ábrelo!>> y yo: <<Noooo, no lo hicisteeeee. Soy demasiado feliiiz>>. Cuando lo abrí tenía mi super libro con una super dedicatoria que dice así:  “Para Laura, cuentos divertidos para gozar en la sobremesa de tu cumpleaños, Toto (2011)”. Comencé a gritar y decir que ese era el MEJOR regalo de cumpleaños de la vida, que nadie lo superaría. Estaba demasiado feliz. Amanda me dijo: <<quedaban sólo dos en toda la ciudad, le escribí diciéndole que somos medio primos por el apellido y que tenía una amiga que tenía un crush en él, que queríamos regalarle el libro con dedicatoria. Así que cuadré con él, fui a su casa -vive por aquí cerca por cierto- y ya, esa es la historia>> A lo que le contesté <<¿Ya? Ay pensé que sería más fina jajaja, pero GRACIAAAAS>>.

Anoche, en medio de mi cansancio por la clase de Spinning y con esperanzas de pararme a hacer Pilates a las 6am [La nueva Lau], me puse a leerme “un cuento” y comenzó el autoengaño y la pelea conmigo misma: <<Lau, un cuento y ya, a dormir. Aja ok, jajaja, este es buenísimo, bueno leamos la primera parte, aawww está la carta que me gusta. Fuck! Es la 1am, ya sé que no me voy a parar, mejor me duermo>>. Tarea divertida para el fin de semana: Seguir trasnochándome con los cuentos de Toto.

Había escrito un post para Mr. Toto después de nuestro intercambio de emails, pensé en la mañana que no lo pondría pero ¿Por qué no? Lo monto ahora.

No me queda más que decirle a mi bella Ami y la super BatiChica que GRACIAS por el super regalo, como le dije a Ami, lo único que puede superarlo es un concierto privado de M2lts o todos los discos dedicados. Este se perfila como el mejor de los cumpleaños en la vida.

Sí, soy de las chicas que lee.

¡Hola! Sólo algunas cosas que, cuando llegues, debes saber.

Soy una chica que lee. Busco significados en palabras, me importan, sé interpretarlas (a veces) y otras solo las uso para leer. Me encantan los cuentos -los de Alicia, por ejemplo-, no me gustan los intentos fallidos de convencerme de algo que ya he sabido.

No me gustan cichlés aburridos sacados de algún mal guión, se esos que te venden el amor como un cuento de disney. Necesito toques de acción, realidad e incluso algo de ficción, para no aburrieme en navidad.

Soy intensa y divertida, busco a Woody entre mis libros. Tarantino y Sabina podrían ser mis buenos amigos. Soy de las chicas que lee, de las que no convences con poesía barata, tomada de algún baño de carretera -o algún tweet de autoayuda, al final van de lo mismo-.

Soy un poco exigente, me gusta la gente que sonríe sin importar lo que otros piensen.

Quiero vivir mi vida de una manera única, esa manera que al final del día me permite narrarla con alguna de esas novelas de Hemingway o tener una biografía digna de ser escrita por Stein.

Me gusta la buena música, desde el mambo hasta el Jazz, espero que en tu repertorio algo de eso puedas escuchar. Soy de las que lee, de las que encontrarás en algún parque o una plaza -Ahora con mi kindle- leyendo y disfrutando de las historias narradas por otros. No soy de las que se queda en la cama, todo un fin de semana, sin hacer nada. Aunque, como diría Sabina: “De todas las cosas que se pueden hacer el la cama, dormir es la que menos me interesa”.

En fin, sí, soy de las que lee y escribe con intensidad, es como una gran enfermedad. Los personajes de ahora están bien, algún otro vendrá, en un rato más. Las pausas, los clichés -divertidos- y las palabras rebuscadas suelen ser características de una chica que lee -sólo a veces- porque en general, una chica como yo, que lee, debe -a veces- ser fácil de interpretar.

“Sal con una chica que no lea” y “sal con una chica que lea”

Navegador de artículos

A %d blogueros les gusta esto: