Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Comunicado al Tuky que tengo sentado al lado

Estimado Sr. Tuky, señorito pues,

Reciba usted un cordial saludo. Hoy parece ser uno de esos días en los que mientras intento escribir y usted me pone esa odiosa “música” a un tono infernal, debe ser algún karma que me queda por pagar.

Continuemos. El presente comunicado tiene la formalidad de comunicarle que no es nada agradable tenerlo sentado al lado. No porque sienta que me va a robar, sino por aquello que está usted escuchando.

Aunque realmente también debo confensar que todos los días me pregunto si se ha visto usted en un espejo. No me pienso justificar, simplemente le quiero preguntar.

¿Sabía usted que los converse son signo de rock y punk? Es usted un vivo ejemplo de que la moda puede más que la cultura. No sé si usted lo sabía, pero son considerados una sub-cultura digna de estudiar. Cada vez que me pega con su bolso, me provoca darle un lepe, y preguntarle ¿Qué guarda usted ahí con tanto afán?

Volviendo al punto de su “música” que es lo que realmente me molesta ¿Sabía usted que inventaron un apartico que se le pone al BlackBerry y luego se los mete en los oídos con la finalidad de NO MOLESTAR al que tiene al lado? De no estar enterado, venga que le explico y además se los regalo con un hermoso lacito.

Por favor, mire que cada vez que lo escucho y lo veo con sus bigoticos amarillo, debo callar mis pensamientos para no hacer un escándalo, darle un lepe y luego salir corriendo. Hágalo, por el bien de los dos. No quiero que me llame racista o algo por el estilo, mi problema es con su “músiquita”. Esa cosa que suena en su celular y parece echa por unos monos con ollas después de una explosión nuclear.

Sin más nada que acotar, se despide en una tarde hermosa de esta bella ciudad,

La pana fastidiosa, de converse, cuaderno y lápiz, que sí tiene audífonos pa’ rato.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Comunicado al Tuky que tengo sentado al lado

  1. Más de una vez he estado a punto de convertirme en delincuente y robar el celular que tanto irrespeto a la arte musical profana. Y luego de adquirirlo de forma ilícita lanzarlo al suelo y pisarlo.

    En mi mente ese acto viene seguido de aplausos y hasta de una medalla. (Creo que debería escribir sobre esto jajaja)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: