Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Carta Trasnochada a una chama en un barrio de Caracas

CaracasY así comienzan muchas cosas en la vida, con hojas blancas o de colores, dispuestas para escribir, dibujar, cantar. Así comienzan algunas otras, con palabras trasnochadas en pensamientos inquietos y curiosos. Así evito muchas otras, con analogías y sin pensarlas.

No tengo mucha de idea de cómo son las cosas más allá de mi mundo, eso puede ser positivo a veces. Creo, me parece, que puedo ir aprendiendo, absorbiendo, tomando en mis manos las realidades y transformándolas en colores que hacen posible que el mundo sea un poco más sensible.

Así estamos, yo en mi mundo, en mi ciudad. Tu en el tuyo, en tu barrio, lejos de la ciudad. Con barreras invisibles y muros que ambas creamos. Tu ropa, mi forma de hablar, tu día a día, mi realidad. Son todas cosas que  no podemos cambiar.

Ahí estás, durmiendo en un valle de balas, con pensamientos que  no puedes frenar. Aquí estoy con mi computadora imaginando cómo dormirás. Tenemos la misma edad, yo una carrera, tu has visto tres parteras. La vida nos puso en caminos diferentes, o probablemente los mismos, pero nosotras decidimos que era mejor irnos por el camino que nosotras siempre “quisimos”.

En mi lado del muro, me encuentro preocupada, buscando la manera de saltar y encontrarme contigo, conversar, compartir visiones. En tu lado del mundo, Caracas –la ciudad que tanto amo- se ve diferente, se ve hostil y lejana a ti. Lo que aún no entendemos, ninguna de las dos chama es que tu en tu mundo y yo en mío podemos dar un paso, derrumbar el muro y construir la ciudad que queremos.

Probablemente nunca te conozca y si lo haga no seamos amigas, como lo son mis amigas de verdad, pero lo cierto es que tu y yo convivimos en la misma ciudad, tomamos el mismo metro y hablamos con la misma gente, en distintos contextos. Tu y yo podemos cambiar muchas cosas que queramos y no tenemos si quiera por qué hablar, pero lo cierto es que sé que ya una de las dos está consiguiendo la mandarria para derrumbar el muro ese que tenemos en la ciudad.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: