Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Carta a Marilyn Monroe

Querida Marilyn,

Creerá la gente que lee esto que me volví loca y que ahora uso mi blog para tatar de comunicarme con el más allá, la verdad es que no, sólo que si aún vivieses por lo menos tendría la oportunidad de linkearlo a tu cuenta en Twitter con la esperanza de que algún día leyeras mis palabras. En fin, igual lo quiero escribir así que te escribo estas líneas desde el país de las Misses: Venezuela.

Hace unos días estaba viendo la serie “Los Kennedy” y caí justo en el capítulo en el que comienza toda tu relación con los señores estos. Así como modo de panas que se toman un café comencé a imaginarme qué te diría si tuviese la oportunidad. Todavía estoy pensándolo, lo primero que me vino a la cabeza fue darte un lepe delante de un espejo.

¡No! Ya va, no te molestes, el asunto es que me preocupé por que conozco varias mujeres que, como tu, son capaces de levantar a cualquier hombre de una tumba, bellísimas, exitosas, inteligentes, pero con una carencia terrible que se ve reflejada en su necesidad constante de estar detrás de hombres imposibles, no porque sea un reto sino porque de una manera u otra las hace sentirse “bien” aunque en realidad se destruyen.

Eres una mujer que admiro tanto como a Frida, por ejemplo. Entiendo que tienes, como todas nosotras, muchísimas inseguridades típicas de ser mujer en ciertas épocas, pero ¿Cómo es que nunca tuviste a nadie a tu lado que te indicara lo maravilloso de ser mujer y disfrutar la vida sin hombres siempre a tu lado? ¿tus amigas no se acercaron a decirte: Epa pana, eres GENIAL deja de jalarle a esos tipo ningún deber con la nación tienes?

La verdad es que si estuvieses viva seguro ya estaría leyendo tu libro de “cómo no morir por los hombres”, pero lamentablemente no lo aguantaste y moriste por ellos. A veces tengo miedo, pero recuerdo que me encanta ser la mujer que soy, que me gusta lo que veo en el espejo y que me fascinan los hombres en cierta medida, pero que primero estoy yo y luego ellos.

Querida Marilyn qué lástima que no estés aquí para ver lo que el mundo ha evolucionado y cómo lo ha hecho, para descubrir que es importante respetarte y quererte para que otros lo hagan y sobre todo para que veas a cuantas mujeres nos inspiras con tu glamour de curvas naturales capaces de seducir a una nación y al mundo.

Sé que esto no lo leerás, pero también sé que quienes lo lean podrán reflexionar sobre algunas cosas de su reciente presente.

A ti, con cariño.

Lau.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Carta a Marilyn Monroe

  1. luissita en dijo:

    excelente 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: