Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Hola 25.

Hace dos semanas cumplí 25 y aunque no lo crean este post llegó tarde por falta de tiempo y musa. Pasé una semana llena de celebración, regalos, gente querida, poco dormir y sobre todo poco eficiente; así que me tocó compensarla con la semana siguiente que estuvo llena de retrasos del metro y hoy, después de mi primer momento realmente Feng Shui en mi vida, con la paciencia necesaria para escribir en mi compu decido escribir.

Llegaron los 25, pero con ellos no llegaron algunos proyectos que quería realizar, creo que capaz vienen un poco tarde porque vienen o en metro o por las carreteras venezolanas. Sin embargo, no me quejo. La verdad es que soy feliz.

Tengo 25 y una familia genial, aunque peleo con ellos a veces y me quiero mudar -porque 25 no es una edad para vivirla con tus padres- no me puedo quejar, hace 10 años jamás hubiese pensado poque podría tener esta relación con mis papás, sobre todo con mi mamá. Es una relación de panas que se tienen full confianza pero que cuando volvemos al rol Padres/Hija pues, sabemos lo que pasa. Un hermano que es mi guía para muchas cosas y otros dos un poco locos con un sobrino que me dice: Tía Yaya.

Tengo 25 y un grupete variado y pintoresco de amigos. Mi filósofos están regados por el mundo, Pati sigue siendo mi mejor amiga aunque casi no hable con ella, mis otros chicos entre Europa y Caracas cada uno con su vida, pero siempre ahí. Mis Cucus un poco locas pero únicas, nunca es tarde para conseguir a ese grupo de amigas incondicionales que pase lo que pase estará ncontigo aunque sea por pin. Unos líderes que cambian -o en eso andan- un poco la realidad del país y que siempre están ahí para decirme como contribuir. Adancito, fiel compañero de vida, del colegio, de aventuras y un buen psicólogo, podría decir que es uno de mis más mejores amigos de la vida. ese sí  me ha aguantado y me conoce. Mis mujeres del siglo 21 donde Ami es una buena Capitana y Batita la chica que me demostró que sí hay alguien más intensa que yo. Nanda que es más que una mamá adoptiva, es un pilar en mi vida. Y de últimos, pero ustedes saben que super importantes mi cuchi cuchi Andrés (sorry tarado) y su grupete de Amigos que ha llenado mi vida de algo que no recordaba: Buenos momento entre amigos incondicionales y donde la única premisa es: Ser felices. Así que digamos que tengo 25 y esta parte de mi está perfectamente feliz.

Tengo 25 y tengo un trabajo que AMO. Ojalá hubiese existido esta carrera cuando tuve que poner en el odioso papelito del CNU qué quería estudiar (cuando de verdad no tenía mucha idea). Nunca pensé que las redes sociales podían hacer de mi trabajo EL trabajo de mi vida (por lo menos por ahora). Unos jefes que tienen una pequeña dosis de locura como yo, entienden que “la gente feliz hace su trabajo feliz”. Espero seguir en mi trabajo mucho tiempo más, aunque a veces tengo días de días, de poca creatividad y productividad, pero lo compenso con días en los que leo y aprendo mucho.

Tengo 25 y he viajado, no tanto como quería, pero la verdad es que los viajes que he hecho me los he disfrutado. Hace un mes estuve en Cuba, un viaje que siempre quise hacer y que está pendiente de ser escrito. Seguiré viajando mientras pueda.

Pero… Tengo 25 y no estoy plenamente feliz, falta algo en mi vida, tener mi propio espacio, tener un poco más de libertad (por el país digo), y tener a ese “alguien a quién querer y dedicarle mis post y que me quiera de vuelta”. Tengo, como muchos seres humanos, amigos y salimos, pero no es como “quiero ser tu novia”. Me han roto el corazón y eso forma parte de tener 25 y haberlos gozado. Pero… Tengo 25 y quiero que llegues, porque te estoy buscando. Tal vez cuando deje de hacerlo -inconscientemente y sin darme cuenta- llegarás. Por ahora, me ocuparé de seguir escribiendo y sobre tod viviendo, tengo un montón de post acumulados que deben ser publicados, en especial uno que está por aquí en Draft dedicado a mi amigo Erick Marteau.

Por ahora, tengo 25, limpié mi cuarto de un pasado pesado y es como hora de dormir porque mañana trabajo y quiero que el día sea excelente. Me dormiré con un rico olor a vainilla, con cremas y buena música para despertarme. Una canción que me recuerda buenos momentos “Una casa bella para ti”.

Tengo 25 y tengo este blog que me sirve para guardar recuerdo y otro que me sirve para recordar pensamientos sobre mi género femenino.

¡Qué bien tener 25 y saber todo esto!

 

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Hola 25.

  1. Feliz cumpleaños! Que buenos esos 25, y que se te estén dando las cosas. La que falta, llegará!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: