Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Encerrada fuera de la oficina.

Miércoles 20 de julio, 5 días para mi cumpleaños de #25el25, día de la vinotinto en la semifinal en la Copa América, me mudo con una amiga por unos días para ayudarla en algo… Todo parece indicar que será un buen día a pesar de no poder ir a casa de Jorge a ver el juego (post que viene ahora…), pinta que compraré vino y pizza para que la victoria tenga sentido. Diríamos hasta ahora “Qué gran día”. Pero NO.

Me quedé dormida en la mañana, tuve que pararme corriendo a bañarme (sin lavarme el cabello), a desayunar (comida de dieta), terminar de arreglar mis cosas para irme a casa de mi amiga (porque anoche dije “Me paro tipo 7 y termino”), corro. Mi hermano seguía en la casa, además estaba (yo) en slowmotion -típico de los días en que tengo sueños extraños-. Comencé a contarle algo a mi hermano, sobre lo triste de los P&M y la categoría “Canal con señal abierta” -sólo habían 3 nominados- y me distraje. Le pregunte: “¿Te vas ya?”. Él contestó: “Sí”. Yo: “Date”. Agarro mis cosas y seguimos en nuestro análisis matutino de “El país es una mierda pero tenemos que seguir poniéndole un mundo porque es nuestro país y punto”. Comienzo a bajar las escaleras. Llegamos la metro y un gentío. Man, son casi las 9 am ¿Esta gente no trabaja o todos van tarde como yo?

El camino es agradable, hablamos de la vida, el campamento, los últimos artículos de SM que hemos leído él se va y yo me pongo mis audífonos para escuchar música. Comienzo a pensar en que no veré el juego con mis amigos pero que ya, no me enrollaré más y listo iré al super compraré vino, pizza y fino. Cuando me bajo en Parque del Este, y meto las manos en la cartera recuerdo que el movimiento de “agarrar las llaves y guardarlas” JAMAS ocurrió… Fuck! No tengo llaves y mis queridos jefes tienen reunión en el reino de far far away así que no llegarán todavía. Mi mal humor comienza.

Saco el BB sólo para darme cuenta que digitel, para variar no tiene señal, que Twitter no me carga y que los pines no llegan… Cuando subo a pegarme de la puerta de la oficina para agarrar el Wi-Fi me llega el único pin que me hizo reir. Temprano había cambiado el avatar y tenía la foto de la insignia de la camisa blanca de la vinotinto de Andrés, hace unos días por error la camisa cayó -por mi culpa- en un montón de aceite de carro, así que cuando Raulito vio la foto me escribió “Esa camisa tiene un poco de mancha de grasa”. En medio de rabia de haber dejado las llaves, cargar con un montón de cosas, y tener ganas de tomar café no pude hacer otra cosa que soltar una gran carcajada y tripearme el pin.

Como siempre, resolví. Le mandé un tweet a Lita para que por fa si estaba cerca me abriera la oficina. Después le escribí a Hugo: Ya resolví, estoy afuera esperando a Lita. Bajé a Migas, compré un café doble, una mini tartaleta de arequipe (sí, rompí la zona Sugar Free) y  un agua, todo esto por el módico precio de 34 bsf. Le nombré la mamá a Chávez y su ley de costos. Mientras, me quedaba parada en la baranda a ver a a gente que me veía como loca pues suelo hablar con el teléfono, pensar tweets en voz alta, pelearme con gente por ciertos comentarios. Lita no llegaba porque como es Murphy el creador de las cosas malas, la ciudad estaba colapsada por el juego de la Vinotinto que sería unas 10 horas más tarde, pero la emoción podía más.

En fin, esperando fuera de la oficina, llegaron a buscar una donación que guardo aquí, llegó el motoman a traer unas cosas, envié tweets, me encontré a mi primo, respiré, me molesté, le dije a Raulito que los abandonaría, le conté a Andrés que Fran se quedaría con mi camisa por coneja, le dije a Merce que le quedaba bello su look, cuadré unas cosas con Anita, respiré y decidí escribir sobre eso, sólo para desahogarme. A veces pienso que los que me leen (si lo hacen) deben pensar que me volví loca, de hacer “análisis” y post sobre política y social pasé  a usar mi blog como descarga de lo que me pasa, pero al final del día solo soy una mortal tratando de escribir y narrar su vida, ponerla en palabras y transmitirla. Ya llegarán los análisis en su momento.

Por ahora mi día marcha mejor. Ya redactaré un par de post más (publicables) y los dejaré por aquí.

PD: Sí, la foto nada tiene que ver con el post, pero puse caos en google, me gustó y la puse.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Encerrada fuera de la oficina.

  1. Pingback: Qué rápido pasa el tiempo cuando te diviertes « Debilidades y Vicios #3:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: