Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Los tambores de Nuestra Herencia

El pasado 04 de noviembre tuve el placer de ser invitada por un gran amigo al bautizo del disco de un grupo de tambores de la UCV llamado “Herencia”. Dicho evento se realizó en el CELARG y contó con una sala llena de espectadores que, como yo, no sabían exactamente qué encontrarían.

Ya los había visto tocar anteriormente en fiestas y otras presentaciones pequeñas, sabía que eran buenos, pero jamás había asistido al bautizo de un disco de un grupo de tambores. Lo que más me sorprendió fue ver que no sólo había tambores de todo tipo en la sala, sino que además de eso contaban con guitarra eléctrica, trompetas y un teclado. Todo esto con la finalidad de hacer un gran show para los espectadores.

Este excelente grupo ya ha tocado en festivales internacionales y es una lástima que acá en Venezuela –como muchos de nuestros artistas- no tengan la oportunidad de ser reconocidos. Ver ese espectáculo de gente feliz, con salsa, tambores, cantos a San Juan y una canción que en particular me marcó “Y dime” (un bolero sobre la muerte), me hizo reflexionar sobre lo importante de ser reconocidos en el mundo como una potencia, no solo en turismo, sino también en música.

La pasión que el profesor Manuel Moreno, director del grupo, le pone a su música te hace sentir que estás nuevamente en el mejor país del mundo, con sus problemas, con sus crisis, con sus cosas buenas y sobre todo con sus tradiciones. El profe Manuel hizo algo importantísimo al final de la noche, nos dejó una reflexión importante sobre la música y la cultura de nuestro pueblo Venezuela.

Hizo un llamado de atención sobre lo importante de apoyar a lo nuestro y puso el ejemplo de los geniales Amigos Invisibles o Carlos Baute, quienes para triunfar han tenido que ser reconocidos primero en casa ajenas para que nosotros en casa los tomemos en cuenta, y aún así compramos los discos quemados o nos descargamos su música de internet de manera ilegal. Y ni contarles lo que me pasó por la cabeza cuando recordé que el opening del Miss Venezuela se había hecho con una canción de Lady Gaga, pero en español como para que nos identificásemos más con la música. Qué ganas de despreciar el talento nacional.

Lo que “Herencia” me hizo sentir esa noche, y la noche siguiente cuando los vi en una fiesta, no tiene ni nombre ni precio, sencillamente me hizo reconciliarme con mi tierra, con mi sangre, con mi color, con mi país, con mi tradición. Me hizo pensar que todavía tenemos mucho que dar en Venezuela y que la política es sólo un pequeño eslabón de esa cadena llamada Sociedad donde todos debemos poner ese grano de arena que nos hace sentir más venezolanos que cualquiera.

Les recomiendo a todos que asistan al auditorio naranja de la UCV este 19 de noviembre y deleiten sus oídos con un sonido de tambores que suena como música celestial, que no es ruido, que es melodía. Que no es cualquier cosa vacía, que es poesía. Que te hace sentir que la herencia de tus raíces sigue estando en Venezuela

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Los tambores de Nuestra Herencia

  1. Mónica Mancera en dijo:

    Excelente! Laura! Gracias por tus reflexiones…ese es nuestro trabajo: potenciar nuestra creatividad, innovar a partir de nuestra ancestralidad y dar lo mejor de y para nuestra Venezuela!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: