Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Carta a José Raúl Yoris… Por la tuya a Alicia (la del país de las maravillas)



Estimado,

Estuve leyendo la carta que le escribiste a nuestra querida Alicia (la del país de las maravillas) y me quedé un poco preocupada al notar que no había ni una sola cosa positiva de nuestro país. Me preocupa mucho, sobre todo por el hecho no hallar una sola cosa positiva sobre el país.

Es verdad, tenemos muchas cosas malas, como todos los demás países del mundo. Tenemos malos gobernantes, pero porque los ciudadanos los escogemos así, parace que Churchill tenía razón. Nos cuesta, además, pensar que somos los suficientemente capaces de seleccionar a buenos gobernantes porque nos da miedo que los buenos  se metan en política. Tenemos un país que está atravesando una crisis en todos los niveles aquí; pero otros países, los cuales probablemente admires, también pasaron por crisis similares o peores.

Alicia vivió en el país de las maravillas y luego volvió para verlo a través del espejo. La segunda vez, cuando echó un vistazo con distintos ojos, se dio cuenta de que tenía que luchar para lograr lo que quería: rescatar el reino sin perder su muchosidad, la cual no encontraba. Si recuerdas bien, el ejército de la reina blanca se enfrentó al de la reina roja. Esta última tenía, no sólo más ejército, sino que contaba con un Jabberwocky que era (Supuestamente) más poderoso que Alicia (la que esta vez miró a través del espejo). Sin embargo, ella, la idealista, la que pensaba en 6 cosas imposibles antes del desayuno, logró encontrar la forma de triunfar, porque la historia dice que aquellos que luchan por una causa noble al final triunfarán.

Ella, la niña que se escapó del compromiso no deseado, se encontró con un Sombrero loco, con un gato que hablaba, y muchísimas cosas maravillosas; lástima que tú en tu carta no reflejaras ninguna de esas cosas maravillosas que se pueden encontrar el Venezuela. Yo, por ejemplo, todos los días me encuentro sonrisas de personas se levantan a las 4 de la mañana a poner su grano de arena. Cuando viajo, veo los hermosos y maravillosos paisajes de mi país. Y… ¿Qué si no veo los problemas? Sí, sí los veo, pero sé que si sigo nadando como Alicia llegaré a un lugar más seguro, llegar a un lugar donde quiero estar.

Siempre habrá, también como en el libro, aquel que te haga girar en círculos creyendo que estás llegando a algún lugar y haciéndote sentir importante cuando no lo eres, pero también existen personas que –como yo y muchos otros- nos salimos de la carrera y trazamos nuestro camino hacia ese país que queremos. También nos encontramos a un conejo blanco con las mejores intensiones del mundo, y con ganas de ayudar, y que nos enseña que las cosas fáciles en la vida no duran.

Claro que tenemos obstáculos, claro que de repente llega un “perro-brocha” y nos borra el camino y no nos queda de otra que tomar un respiro y seguir adelante. Además Alicia  (la primera vez) no despertó sola, necesitó ayuda para despertarse  y darse cuenta que estaba soñando. Pero la segunda fue diferente, porque en su subconsciente tenía ese recuerdo de haber pasado ya por esos lugares; lo mismo nos está pasando a nosotros.

Tenemos muchos prejuicios, como los de las flores del jardín, porque si tienes un color o una etiqueta política automáticamente te marco como corrupto, si estudias filosofía entonces digo que fumas marihuana, si estudias periodismo entonces eres cotufa. Y así infinitos de prejuicios que cada día crecen y crecen más, al punto de que nos impiden avanzar.

Las orugas no se harán esperar, son aquellas personas que quieren darnos un “pedacito de hongo” para olvidar los problemas, que nos quieren cambiar los poemas, que nos quieren desviar del camino, pero que en el fondo siempre nos dejan alguna enseñanza.

En fin, estimado José, respeto tu opinión y tu carta a nuestra querida Alicia (la del país de las maravillas), pero te invito a no perder tu “muchosidad” por Venezuela, a ver las cosas positivas que tienen el país, a unirte a cualquiera de las redes que tiene este país y que está haciendo lo que Alicia (la del país de las maravillas) hizo cuando se miró a través del espejo. Te invito a recorrer el país y encontrar razones para seguir peleando por tener un país que sea no del primer mundo, sino de un mundo donde vivir será lo primero que importa.

Te invito además, a tomar media taza de té, para que nunca olvidemos que siempre nos faltará algo.

Gracias por compartir tu carta para Alicia (la del país de las maravillas) con nosotros, gracias por mostrarnos tu visión del país, espero que tú disfrutes mi visión del mismo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Carta a José Raúl Yoris… Por la tuya a Alicia (la del país de las maravillas)

  1. @armicomputer en dijo:

    guao me gusto mucho como mostrarnos que si existen muchas cosas buenas en cualquier pais del mundo y en el nosotros. por que estamos acostumbrados a decir este pais. y no mi pais. te felicito espero un libro tuyo tienes material y mucha madera para escribir. ya he leido tus primeros dos. exitos y saludos

    • Hola Armicomputer,

      Muchísimas gracias por el comentario positivo. De verdad que ese tipo de comentarios ayudan muchísimo con el autoestima. Gracias y espero que sigas visitando mi blog y que lo recomiendes. 🙂

      Saludos,

      Lau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: