Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Llegar al poder…

Tengo pocos años metida en este mundo de tratar de entender al país, a la gente, entender qué carrizo es lo que somos, cómo somos y por qué nos comportamos de la manera que lo hacemos. Al mismo tiempo, ando paseándome por el mundo de la política, no con mayor intensión de “un cargo”, sino con una neta intensión formativa, investigativa. Total, pichón de filósofa al fin.

Sin embargo, si hay una conclusión que he podido sacar de todo este rollo es que somos el país al revés, donde tenemos los valores invertidos, donde creamos mil estructuras, no nos entendemos ni a nosotros mismos, pero tampoco parece importarnos.

Últimamente, he comenzado a escuchar a los partidos, a la gente y he intentado dejar de lado muchos prejuicios (pues entiendo que si no lo hago, no podremos entendernos), he notado que la gente dice disparates como: “No quiero a los partidos porque lo que ellos quieren es llegar al poder”, “Es que el partido aquí no nos ayuda”; esto por un lado; por otro lado cosas como: “los candidatos siempre se escogen a dedos” o  “desde Caracas siempre mandan las líneas”. –No pretendo juzgar a nadie -.

Ahora bien, estudiemos algunas cosas con detenimiento. En mi opinión, llegar al poder (una de las misiones de los partidos políticos) no está mal, lo que es incorrecto es cómo se entienda ese “poder” y el camino para alcanzarlo. Es decir, llegar al poder como un medio para transformar entornos está bien, llegar porque ese es su fin último, eso está mal. Analicemos estos casos: ¿No es Ocariz de PJ? ¿No es Falcón del PSUV? ¿No es la idea que los partidos lleguen al poder para que gobiernen? Entonces me pregunto ¿Todos en los paridos son malos o sólo aquellos egoístas que no entienden que pertenecen a una estructura que vas más allá de ellos?

A ver, es como si usted, recién graduado, decide que quiere trabajar en una empresa. Obviamente ocupará un cargo bajo al principio, pero usted (si es ambicioso en el buen sentido de la palabra) querrá ascender en su trabajo, tiene “aspiraciones” a ser Gerente ¿Qué hace para ganárselo? Pues hace el mejor de los trabajos, cumple con su horario, trabaja horas extras, da ideas, genera proyectos, consigue clientes (en caso de necesitarlos), etc., ¿Eso está mal? ¿Por qué está mal ser político, pero no gerente? ¿Por qué tenerle fobia a aquel que se ocupa de todo lo que nadie se quiere ocupar: de lo público? ¿Esto es algo de hoy? ¡No!

poder-medios.1210972194

En la década pasada y la antepasada, nosotros como sociedad (bueno la generación de mis papás) bastante daño que le hizo al país, porque en lugar de involucrarse a buscar soluciones tomaban dos posturas: o se dejaban llevar por el exceso de partidismo que había o sencillamente se sentaban en la acera de enfrente a criticar, sin aportar.

Esa historia se repite, por eso lo importante de conocer el pasado de un país, de una generación. Insisto, yo no creo que todos los de partidos sean unos santos, pero tampoco del mundo de las ONG, o del mundo empresarial, es que ni de la iglesia pienso semejante estupidez. Lo que si pienso es que, así como a las mamás no les gusta que sus hijos

estudien educación, tampoco les gusta que sean políticos, así no se construye un país.

Si nosotros mismos no tenemos fe en esas personas, si no les ponemos

mil ojos a los gobernantes, entonces ellos

podrán caer fácilmente en las tentaciones que el poder trae consigo ¿O me va a decir usted que se comporta igual cuando la gente lo ve a cuando nadie lo ve? ¿Ha intentado siquiera pertenecer a la junta de padres y represen

tantes del colegio de sus hijos para entender lo difícil que es ocuparse de lo público? ¿No? Entonces, más o menos como el mensaje de una campaña de 2006: “si no te involucras: CÁLLATE”. Porque Venezuela es tuya, es mía y es también del que piensa diferente a nosotros.

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Llegar al poder…

  1. muy buen blog te seguire periodicamente
    xD

  2. xD aqui mi blog nos vemos sigue asi
    http://ti-sl.blogspot.com/

  3. Hola
    definitivamente un tema candente y de muchas aristas.
    Para mi, el problema no está ni en los partidos ni en los políticos; no exclusivamente, como bien lo señalas.
    Pienso que hay concepto errado que genera el mayor caudal de los problemas que vislumbras o mencionas: llegar al Poder para gobernar; cuando debería ser: llegar al Poder para Servir (no Ser Vil).
    Tu me gobiernas, yo debo servirte. Allí parece estar la génesis de esta problemática… Cambiar este paradigma parece ser la gran lucha que nos espera; la cual no tiene dilación…

  4. El problema, creo, está en la concepción generalizada de “poder” que hay en este país que se asemeja mucho a la de “capacidad de abusar”. Pienso que el soberano desconoce completamente que el “mandatario” es el mandadero de EL PUEBLO, y debe rendirle tributo al mismo…. las cosas por su nombre 😉

    • Ami,

      Gracias por el comentario. Sí, tal cual chama, tenemos una mala concepción del poder, tanto que el que está del otro lado del mostrador cuando vas a comprar algo no está ahí para servir sino para mandar, porque tiene el “poder” de servirte o no. Es esa mala concepción. Definitivamente hay que rescatar términos y definiciones, entender el liderazgo como servicio y no como poder.

      Lo más difícil es que los viejos dinosaurios lo entiendan, pero creo que también es complicado que chamos como nosotros se equivoquen de camino y se vayan por lo más fácil: político = líder = poder.

      Gracias,

      Lau

  5. El gran problema Lau es que los políticos se han encargado durante muchos años de sembrar la apatía en los venezolanos decentes y trabajadores que han sido decepcionados por la corrupción, la ineptitudo y la decidia de quienes nos han gobernado

    Ahora le toca a los políticos demostrar que son merecedores de la confianza del país y eso sólo lo lograrán haciendo un trabajo honesto y de servicio público, pateando calles para escuchar lo que la gente tiene que decir, dejando de hacer política desde un set de Tv o un estudio de radio para poder entender lo que la gente les está exigiendo.

    Espero que los políticos estén a la altura de este compromiso porque si no, estamos irremediablemente perdidos.

    • Golcar,

      Te entiendo, yo siempre he sido muy criticona, hasta que me di cuenta que debía ser: crítica. Poner un granito de arena no cuesta mucho y ayuda un montón.

      Según como lo veo, nosotros los hemos dejado solos, sin ojos encima de ellos que vigilen cada paso que dan; sólo volteamos a verlos cuando ellos han hecho un show y es para apoyarlos o destruirlo.

      Pero, es un camino largo, es un cambio de mentalidad.

      Gracias por tu comentario, disculpa lo tarde 😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: