Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Hacemos lo que criticamos

semosdiferentescopia2cosj0Frases como: “cada ladrón juzga por su condición” o “serás medido con la misma vara con la que midas” suelen estar medidas en nuestra lista de refranes de abuelita que decimos cuando tenemos que poner, de manera muy gráfica, algún comentario.

Podríamos pensar que están alejadas de la realidad. Sin embargo, no es así. Nuevamente quisiera permitirme hacer un análisis de algo que está ocurriendo dentro de la sociedad venezolana y compararlo con el movimiento estudiantil, con los partidos, con todos los que hacemos –de alguna manera- vida política en el país, y sobretodo vida ciudadana.

Nos encanta pararnos en la acera de enfrente y comenzar a destruir (siempre desde lo emocional) a todo aquello que cruce ante nuestros ojos, sin pensar –muchas veces- o reflexionar un poco más allá de lo instantáneo, sin pensar en que muchas veces (no siempre) puede existir alguna estrategia.

De esto también sé mucho, yo también me comporté así por muchísimo tiempo. Mucho antes de 2007 y ese año inclusive, mí única tarea era sentarme a criticar todo sin aportar ninguna solución, me quejaba de muchas cosas que yo misma hacía y simplemente eran mis emociones pensando por mí. Sin embargo, decidí que era el momento de dejar de decir: “bueno yo estoy ayudando porque estoy criticando y eso más nadie lo hace” y comenzar a hacer algo al respecto.

Como venezolanos, y hablo sólo por nosotros pues es la cultura que conozco, solemos contradecirnos bastante. Decimos que queremos que se cumplan las leyes, pero somos incapaces de respetar el semáforo. Nos quejamos porque hay malandros sueltos, pero cuando nos quieren multar por alguna infracción queremos sobornar al policía. No podemos más con la corrupción, pero si tenemos la oportunidad de colearnos lo haremos. Estas mismas actitudes las extrapolamos a la política y definitivamente cada día le hacen más daño al país.

Nos hemos caracterizado por resaltar siempre la figura de un líder mesiánico que viene a salvarnos, pero al mismo tiempo criticamos a algún líder cuando se convierte en demasiado mediático o a hacer buenas cosas pues siempre estará haciéndolo con una intención de hacer campaña. Yo me pregunto: ¿Si es así qué? En mi opinión, la mejor campaña es el trabajo.

En este sentido, pondré un ejemplo mucho más gráfico y que todos vivimos ya en un pasado y seguimos viviéndolo. En 2007, cuando miles de jóvenes en todo el país salimos a la calle con la única intensión de hacer un llamado de atención sobre lo que ocurría en Venezuela tras el cierre de un símbolo nuestro como lo fue RCTV muchas personas comenzaron a prestarnos atención. Chavistas, opositores, ni-nis, pues sabían que nosotros veníamos como con otro código genético para todo. Sin embargo, después de la rueda de prensa que diéramos en la USB no tardaron en llegar las acusaciones de: están pagados, los manipulan, etc. Y con nuestras acciones poco a poco demostramos que eso no era así, que nosotros éramos, somos y seremos independientes.

¿Qué ocurrió después? El movimiento estudiantil dejó de ser de estudiantes para ser de Yon Goicoechea, según los medios y la opinión pública y los mismos ciudadanos que así lo quisieron ver. Pues parece que no podemos vivir, ni creer en la política de otra forma que no sea a través de una persona. Y ojo, conste que no fue él quien decidió ser un “rock star” (como muchos lo llamaban), sino que vino desde la misma sociedad civil, medios de comunicación, partidos políticos, etc., es decir, cayeron en el juego del gobierno de ponerle una cara al movimiento para poder destruirlo.

Hoy en día ocurre lo mismo cuando en la opinión pública, en Twitter y demás entes de redes 2.0 se habla de jóvenes líderes de la huelga y se pretende poner en “guerra” a dos chamos como Julio Rivas y Ángel Arellano, quienes desde su visión de mundo, quieren mejorar la situación de Venezuela. Pues sencillamente, tenemos que tener un líder que salve al país, pero que no esté en ningún partido, pero que haga política y no sea político, que estudie pero que también salga a protestar; y pare usted de contar. Es como mucha carga junta ¿no?

Sin embargo, la realidad es diferente desde adentro, no existe sólo un líder. Somos jóvenes que vemos el mundo de manera diferente, entre otras cosas, porque la 2.0 siempre ha estado con nosotros desde el principio de nuestra conciencia. Somos chamos que creemos que el liderazgo no es algo vertical solamente, y que entendemos que tan líder y tan importante es el que habla en televisión como el que hace las pancartas. Tan útil e indispensable es el que dirige la marcha como el que cuadra la logística y está detrás de cámara.

Es por esto que mi llamado a la reflexión hoy es a dejar de hacer lo que criticamos, es a dejar de pensar en un líder o identificar siempre sólo a una persona, pues un país no se hace un una sola persona, se hace con un equipo de personas capaces de construir una mejor realidad. Y nuevamente, los invito a criticar, pero  no a destruir. A criticar y aportar ideas nueva.

Solorzano.laura@gmail.com

Anuncios

Navegación en la entrada única

6 pensamientos en “Hacemos lo que criticamos

  1. Muy buen comentario amigo solorzano….

    Prometo ser el presidente mas corto en su mandato de toda la historia del mundo.

    Pero no por eso haré nada… Mas bien todo lo contrario…

    Letras provenientes de este enlace:

    http://www.intercongreso.org/index.php?option=com_content&view=article&id=114&Itemid=171

    Estamos en contacto.

    Pedro Lopez
    Intercongreso Contoni
    Coordinador General.

  2. Hola
    me gustó el parrafo final; comparto la idea del grupo de personas que forman un equipo de trabajo y del liderazgo compartido… también comparto el respeto por la idea o punto de vista del otro u otros.
    Necesitamos objetivos comunes, aunque las estrategias para lograrlos no lo sean; esa es la base de la Democracia, donde se colocan varios puntos de vista y sea una mayoría la que decida cual se pone en práctica.
    Los contrastes también enseñan; todo reparo que se haga a una propuesta debe ser bienvenida y aclarada tanto si se tenía resuelta en la propuesta como si no. Eso la fortaleza y la hace participativa…

  3. Mi Lau. No lo digo por ti, todo lo contrario. Pero me cuesta pensar en un ser humano que no se deje llevar por el poder. Esa estructura horizontal y la falta de interés particular me parece un poco altruista. Repito, no lo digo por ti, pero si por muchos que tenemos muy cerca.

    De verdad no creo en la ingenuidad de muchos líderes. De ninguno. Ni el mejor de todos. Ni el que es más pana. Ni el que quiero como hermano. Ninguno. No les creo. Y no por gusto, sino por rozarlo. Ponerle cara a los movimientos parece casi inevitable, no? Yo creo más en que cada quien debe tener claro sú grado de aporte, sú capacidad…. Y tener la madurez suficiente como para ceder espacio, ceder protagonismo y formar parte de un gran todo. Es más fácil así, concluir que la verdadera máquina esta detrás de la cara. Y nadie tiene por qué sentirse menos. Tu sabés que entre los más cercanos hay mesquíndad, plagio de ideas, egoísmo para ceder protagonismo… Y si eso pasa entre nosotros, calcula tu entre los viejos partidos.

    La gente que decide ponerse en la acera del frente y no formar parte de la política activamente puede ser destructiva y también tiene su cuota de responsablidad, pero quienes asumen el compromiso de involucrarse directamente, sea como sea, asumen también la responsabilidad que no tiene que asumir la sociedad en general, porque para algo y por algo, están ahí.

    Uno tiene que pararse a pensar; soy yo parte de un organismo, partido, fundación, ente, etc, horizontal?

    Soy tolerante con quienes piensan lo contrario a mi?

    Y a veces hay que preguntarse cuanto estamos dispuestos a ceder. Y por qué será que hay quienes se auto excluyen?

    Excelente tu opinión, mi Lau. Un besoté

  4. Tienes toda la razón, y me gusta que una persona joven como tu, esté clara, que no todos los jóvenes lo están, y debo decir, que en un país como el nuestro, donde la mayoría de la población es joven, hay bastante indiferencia con nuestra situación actual, yo diría que mucha. recién hoy escribí un post en mi blog, que tiene cierta relación con tu tema.
    Nos encanta criticar, al que hace y al que no hace, etiquetamos muy facilmente, pero el ciudadano promedio del país con mas de 40 años, es escéptico, mucho tiempo los partidos nos engañaron y además dejamos el trabajo en manos de otros y nos dejamos engañar. está en tu generación movernos y aglutinarnos y encotrar un lider, y a darnos cuentas de que no debemos poner todos los huevos en una misma cesta.
    Saludos y nos leemos en twitter

  5. Carola Rios en dijo:

    Excelente punto estas tocando en esta entrada. Un tòpico que sin duda nos hace sensibles ante la realidad que enfrentamos… Entender que la Unidad de los Venezolanos empieza por ser uno nosotros mismos, una vez que nos reencontremos con nuestros valores y nuestra venezolanidad , emprenderemos el camino de ser mejores ciudadanos.
    Muchas veces pienso en esto que escribes, cuando leo por Twitter como nos atacamos los unos a los otros y somos incapaces de aceptarnos y respetarmos simplemente por el hecho que nos une y nos separa , ver una Venezuela Mejor …
    Pocas veces nos detenemos a pensar antes de hablar, llegamos a una conversacion avanzada y lanzamos lo primero que nos viene a la mente, sin preguntar, sin pedir permiso y tan insensibles que nos hemos vuelto que el orgullo no nos deja pedir perdon…

  6. Hola a todos,

    Gracias de verdad por sus comentarios. Todos y cada uno de ellos son valiosos y los aprecio. Esto es un poco lo que busco, que pensemos y reflexionemos. Que entendamos que somos capaces de hacer un cambio de paradigma.

    Espero seguir escribiendo, espero que me sigan leyendo.

    Euchys, siento que estás dolida. Tranquila amiga, que yo hace poco estaba por el suelo, pero como me dice mi papá: nosotros somos una cosa diferente, somos una nueva generación, vemos al mundo sin lentes o con lentes diferentes.

    Carola: Tienes razón, es difícil que todos pensemos más o menos parecido o que por lo menos respetemos la opinión de otro sin tratar de imponernos.

    Omar: Gracias por tus comentarios 🙂

    Saludos a todos,

    Lau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: