Debilidades y Vicios

Caracas, café, Masseratti y política

Soy joven, estudiante y político ¿Y entonces?

Este ha sido el slogan de la lucha de muchos estudiantes y jóvenes a lo largo de la historia

Este ha sido el slogan de la lucha de muchos estudiantes y jóvenes a lo largo de la historia

Leyendo algunas “líneas de tiempo” en Twitter he notado algo que me llama muchísimo la atención: cada momento somos más radicales en contra de nosotros mismos. En días anteriores, en la huelga de hambre de los estudiantes del interior del país vivimos cómo jóvenes/estudiantes/juventudes de partidos fueron quienes dieron un primer paso para una de las más grandes injusticias que vivimos en Venezuela: el Crimen de pensar diferente.

Estos muchachos fueron criticados por muchísimos caraqueños (estudiantes y no estudiantes) que no tienen idea de cómo se vive la política en el resto del país. Cuando los chamos llamaron a levantar la huelga se prendió un lío porque era juventudes de partidos políticos y eso quería decir que estos chamos (tal como lo dice el gobierno) no tienen la capacidad de pensar por sí mismos sino que son manipulados por los “líderes” de los partidos. Las universidades de Caracas ni siquiera estaban muy convencidas del concepto de la huelga sino hasta que liberaron a Julio Rivas.

Pero parece que ahora no es sólo el gobierno el que criminaliza, sino también nosotros mismo nos ponemos día a día con más moralismos antidemocráticos que no nos hacen progresar en esta lucha por una Venezuela Libre.

La gente se llena la boca diciendo: los estudiantes hicieron esto y aquello, yo apoyo a esos chamos, ojalá nuestros gobernantes fuesen como ellos. Pero no se detienen dos minutos a pensar que después de eso en que para ese tipo de cosas ellos deben estar en estructuras. Y si los chamos se equivocan les dicen: están vendidos, no saben de políticas, etc. Entonces, ¿nos ponemos de acuerdo o no?

Si lo que realmente queremos es un mejor país, entonces debemos darle un voto de confianza a esos chamos que creen en una mejor Venezuela, que capaz siempre han querido ser políticos de carrera y que están pensando en cómo hacer para fabricar buenas políticas. No pido voto de confianza para los líderes que no sueltan los corotos de los partidos, sino para esos chamos que sí pueden lograr un cambio.

La política en Caracas no se mueve igual que en el resto del país; igual que la del “country” no se mueve como la de Catia. Además de eso estamos súper acostumbrados a que desde Caracas se mandan (desde una oficina) las líneas que se han de seguir en esto o aquello, pues creen que las regiones no tienen “capacidad” de actuar correctamente porque tienen la cultura del cogollo. Y es así, pero también lo es en Caracas y así como hay gente que vale la pena en la capital, también hay mucha gente que vale la pena en las regiones.

Porque señores, les guste o no, estos chamos están marcando la agenda, haciendo historia y pensado en cómo sacar al país para adelante. Y, ojo, no hablo solamente de los chamos que están los partidos, hablo también de chamos independientes que, como yo, no queremos irnos de país y regalárselo a otros que solo velan por sus intereses.

En fin, mi reflexión nuevamente es: dejemos de criminalizarnos a nosotros mismos, estar en un partido no es del todo malo (aunque no tengan aceptación de la gente) ¿Cuál es el problema que alguien esté en un partido si trabaja bien? ¿No están Ocariz  y Capriles en uno? ¿No están haciendo buena gestión? ¿Seguros que no hay gente buena dentro de los partidos? ¿Afirman entonces que sencillamente a los chamos cuando entran en el partido les quitan la capacidad de pensar? ¿Dónde queda esa confianza de que nosotros, los jóvenes, podemos hacer las cosas de manera diferente?

Insisto, yo no defiendo a los políticos viejos, a aquellos que no entienden que el país va primero y que el ciudadano no es sólo un voto, pero sí le doy un voto de confianza a todos aquellos jóvenes (estudiantes o no; en partidos o no) que están haciendo vida política para recuperar la fe en una de las más importantes instituciones de una democracia: los partidos políticos.

Entiéndase política no como sólo la que se hace desde un partido político, sino aquella que se hace también desde lo social. Todo aquel que se ocupe de lo público estará, de cierta manera, ocupándose de lo político.

Anuncios

Navegación en la entrada única

7 pensamientos en “Soy joven, estudiante y político ¿Y entonces?

  1. Pingback: Twitter Trackbacks for Soy joven, estudiante y político ¿Y entonces? « Las cosas como son [lsolorzano.wordpress.com] on Topsy.com

  2. Lauuu.

    Esta bueno artículo, sin embargo creo que hay que matizar un poco, pues criticar objetivamente no es criminalizar, por ejemplo, en la huelga de hambre (sea de partidos políticos o no) se hizo una exigencia en el manifiesto de imposible cumplimiento. No se puede exigir directamente a la CIDH que venga al país, entonces teníamos a jóvenes dignos (de partidos o no) haciendo una huelga de hambre en donde el intimado era el organismo incorrecto, pues el natural intimado ha debido ser el gobierno no la Comisión.

    Por mi parte los votos de confianza se los doy a quienes analizan las cosas antes de hacerla y sobre todo a quienes las hacen teniendo en cuenta las normas, si no cumplen esos requisitos no tienen de mi parte un voto de confianza.
    Cuantos de esos chamos conocen realmente que son los derechos humanos?

    • Jooordy,

      Tienes razón cuando dices que criticar objetivamente no es criminalizar. Sin embargo, lo que he observado es una conducta a, literalmente, criminzalizar a aquel que entre en una estructura de corte ‘político’; sea un partido o sea las Redes, por ejemplo.

      Por otro lado, sí, alguien me explicó que hacer la huelga de hambre para solicitar a la CIDH que entrara al país era una locura. Sobretodo porque dentro de lo lógico ese tipo de protestas debes hacerlas con un objetivo ‘alcanzable realmente’

      ¿Qué pensé yo cuando me lo comentaron? Ciertamente es asÍ: debes más bien exigirle al Gob que los deje entrar. Per al mismo tiempo pensé que era necesario también hacer algo para sensibilizar y llamar la atención, mas que de los órganos internacionales, de la población en el país.

      El voto de confianza, igual que tu, se lo doy a aquellos que analizan las cosas, que no estàn para repetir las mismas prácticas del pasado, que no creen en macoya y cogollo, sino en democracia en los PP.

      Gracias por tu comentario, qué finoo de verdad que te haya gustado. 🙂

      Besos,

      Lau!

  3. Hola
    sin desperdicio, tanto el artículo como los comentarios; de entrada me gusta el estilo… ahora, adivina que: viene el “pero”…
    Estimo que importa y mucho, un objetivo claro; que es en base a ese objetivo donde debemos aglutinar voluntades; por lo tanto, me gusta mucho dejar los gremios (de estudiantes, sindicales, radio y tv, etc.) fuera de la partidización. Ojo: no quiero decir que los integrantes de los gremios y entidades sean eunucos políticos. Sólo que los gremios y entidades deben ser INDEPENDIENTES, y muy aparte del activismo político de los agremiados o sus líderes.
    Objetivos-Recursos-Gestión-Contraloría-Resultados
    Allí no hay proselitismo político: se tiene una meta; con los recursos disponibles se hace la gestión; se logra o no se logra la meta. Punto.
    Observo que falla: el objetivo; el cual, muchas veces, no se define claramente; ni es producto de un consenso; por lo tanto no es un objetivo común. No es fácil lograr resultados positivos bajo esta premisa (considero que es la gran falla de este gobierno, sin entrar en consideraciones sobre la buena voluntad de nuestros gobernantes).
    Gobierno y Oposición sólo se centran en los resultados (uno habla de los avances, el otro habla de fracasos); se olvdan que un resultado es producto de; es una consecuencia, que sólo tiene sentido en la medida que resuelva una situación; y aquí no hay medias tintas (no debe haberla). Punto A (donde estoy) – Punto B (donde quiero ir); Resultado (que tan cerca estoy de mi objetivo o ya llegué).
    Como gremio (estudiantil, del que hablamos hoy) considero que se tiene mayor manera de presionar y conseguir resultados si no formo parte de una Línea partidista, al cual debo exigir y hacer contraloría.
    Te apoyo si tu propuesta me concence; te exijo el cumplimiento de lo prometido; te controlo si los resultados mostrados van en la dirección correcta al resultado esperado.
    Es mi opinión, me disculpo por considerarla una exposición larga; pero necesitaba explicarme

  4. Hola,

    Gracias por tu comentario. Todos ellos cortos o largos sin bien recibidos.

    Ciertamente tienes un punto cuando hablas tanto de independencia como de objetivos. Sin embargo, no trato de decir que el “gremio” ESTUDIANTES deba tener una participación partidista, simplemente que debemos aceptar que dentro de ese gremio hay chamos que pertenecen a partidos y que están haciendo buen trabajo. Probablemente para ellos ser políticos de carrera (como lo digo en el post) siempre fue una opción.

    Un ejemplo muy notable es Freddy Guevara, con quien compartí mucho en la universidad. Él era de los pocos chamos que pertenecia a partidos mucho antes del mov estudiantil, hizo excelente gestión como presentante y además hoy en día es conseja ¿estã mal eso? Considero que no. Sin embargo, y apesar de su partido Freddy siempre mantuvo una postura bastante independiente.

    Es decir, hay muchos chamos que son independientes así como sencillamente hay chamos que son ciegos seguidores de sus “líderes” y más nada.

    En cuanto al consenso de objetivos, y este puede sonar chocante. No podemos pretender estar todos todo el tiempo de acuerdo con decisiones, el consenso en extremo es dañino, sobretodo cuando se trata de jóvenes como es nuestro caso.

    Es mi opinión, bienvenido sea el debate de ideas. 🙂

    Gracias nuevamente,

    Lau!

  5. Gracias; ese es el punto: el intercambio de ideas. Ahora bien, como filosofar nada más no basta; como definitivamente debemos tomar una línea de acción, fíjate como la Democracia viene en nuestro auxilio; por eso es el mejor sistema político.
    El consenso suena utópico, y hasta aburrido como lo manifiestas; pero el disenso y la escogencia de la línea de acción se hace a través del voto y el respeto por la mayoría.
    Si bien el objetivo definido si se consigue por consenso mejor; la Gestión le corresponde al gobierno y debemos aceptar que lo haga dese su óptica socialista (respeto por la mayoría que lo eligió); a lo que hay que hacerle contraloría es al resultado no a la manera de resolverlo. La meta del gobierno es la construcción de 100 casas (ejemplo); que lo haga mediante la contratación de cooperativas no es lo criticable; que haga 40 si debemos exigirle cuentas, sobre todo cuando la asignación de recursos era para 100; espero explicarme bien por cuanto el punto me parece fundamental para ponernos los pantalones largos en política y entrar al siglo XXI…
    Hasta una próxima

    • Antonio, disculpa la tardanza.

      Como ves me das la razón, el voto es una manifestación de la mayoría, más no un consenso perfecto. ¿El problema? Que si la mayoría decide una locura ¿Debemos respetarla? Digamos, no estoy cuestionando el poder de la democracia, simplemente me cuestiono la capacidad que pueda tener una mayoría cuando está seducida por el amor a un hombre como lo es con este presidente o como lo fue con Hitler, por ejemplo. En este sentido, valdría la pena luchar por el consenso, sólo que sería una eterna discusión. Total, en eso andan los filósofos desde el principio del tiempo.

      Ciertamente la contraloría debe venir, más que de los partidos, de nuestra parte como sociedad civil y como organizaciones exigirle a los gobernantes (de un lado y del otro) la rendición de cuentas necesarias.

      Entrar en el Siglo XXI es lo, en mi opinión, le falta a muchos que andan enfrascados en una discusión del Siglo XIX. Digamos, mismas letras, distinto orden.

      Gracias nuevamente.

      Saludos,

      Lau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: